Boligrafo, historia de un utensilio de escritura

Boligrafo, historia de un utensilio de escritura

utensilio de escritura

Historia de un utensilio de escritura

Acabamos hoy este repaso a la historia del mas popular utensilio de escritura el boligrafo

El utensilio de escritura desarrollado por Biró todavía tenía un montón de defectos. Los consumidores de todo el mundo que provaban el dispositivo se desanimaron principalmente por la facilidad de la fuga de tinta y la consiguiente ruina para la ropa, a pesar de la capacidad de escribir sin problemas y constantemente. Por esta razón la Compañía Eversharp, que compró los derechos para fabricar comercialmente la invención de Bíró en los Estados Unidos, encontró demasiados problemas para comenzar la producción en masa del nuevo invento.

Un poco de robo de propiedad intelectual establecería el siguiente paso en la innovación de este utensilio de escritura. En 1945 Milton Reynolds, un empresario estadounidense de Chicago, visitó la Argentina en un viaje y compró algunas de las plumas de Bíró. A la vista de los derechos de patentes en poder de Eversharp, Reynolds fue capaz de copiar la mayor parte del diseño de Bíró y asi crear el Rocket de Reynolds para la venta a través de Gimbels , una reconocida tienda en la ciudad de Nueva York. En octubre de 1945, el Rocket de Reynold vendió miles de unidades en cuestión de días a precios exorbitantes por una pluma de hoy; múltiples fuentes afirman que los precios al por menor originales ivan de $ 9.75 a $ 12.50, pero los problemas de diseño en relacion con las fugas de tinta continuaron y el precio del artículo cayó rápidamente a una pequeña fracción de su precio original, algunas fuentes indican un precio tan bajo como 19 centavos de dólar.

bic

Después de Reynolds, los próximos grandes nombres en el desarrollo de los bolígrafos son Patrick J. Frawley, Jr. y Fran Seech. Seech fue un químico empleado que había estado trabajando para una empresa de bolígrafos desarrollando composiciones de tinta mejoradas. Frawley compro a Seech la fórmula de la tinta que había desarrollado en ese momento y fundó el Pen Company Frawley en 1949. Junto con las innovaciones de Seech, el conocimiento y la audacia empresarial de Frawley permitieron a la empresa cambiar la percepción popular sobre las fugas indeseadas de tinta de los boligrafos. En particular, Frawley fue capaz de cambiar la mentalidad con su campaña Proyecto Normandía. En esta campaña, los vendedores fueron autorizados para irrumpir en las oficinas de los compradores de la tienda e incluso ejecutivos y hacer garabatos en sus camisetas con plumas de Frawley.El motivo de esta campaña era demostrar que la tinta de esta s plumas era perfectamente lavable y que la ropa no sufria ningun desperfecto despues del tan odiado derrame de tinta, la superación de una de las deficiencias mas notables de los caros de bolígrafos anteriores, hizo que los compradores minoristas comenzaron a abastecerse de plumas Frawley.

Quizás el más famoso de los bolígrafos, y del que todavía se venden hoy millones, es el utensilio desarrollado por Marcel Bich.
Fue Bich quien se dio cuenta de que las mejoras en la calidad podrían alcanzarse al mismo tiempo que lograr la producción en masa de los boligrafos, para que estos pudieran ser vendidos a un precio mucho más bajo. Bich comenzó a vender la versión BIC a principios de 1950. A pesar de que todavía se producian fugas y los cartuchos de tinta que estallan todavía arruinaban los bolsillos del pantalón, esta es la versión que ha llegado hasta nuestros días.

Todo el material de oficina que necesitas está en Average.es

En Average.es somos expertos en material de oficina, y disponemos de un amplísimo catálogo donde podrás encontrar todo lo que necesites con una selección enfocada a una destacacda relación calidad / precio.

Comments are closed.