Material de oficina. Impresoras 3D

Material de oficina. Impresoras 3D

Impresoras_3D

impresoras-3DImpresoras 3D

Existen muchas aplicaciones con las impresoras 3D, además del ámbito de la salud, los diseñadores reconstruyen con estas máquinas obras del renacimiento y levantan maquetas que imitan la realidad con una gran calidad. La industria recurre a esta técnica de fabricación para elaborar componentes a la carta, sin tener que hacerlos en serie. Gracias a las impresoras 3D la artesanía resurge y los chefs utilizan estas impresoras para experimentar con sus platos. El cine emplea está técnica 3D para imprimir robots y armas.

Dentro del sector de la oficina y la papelería se reproducen productos para comuniones, regalos fin de curso o de celebraciones e incluso los bolígrafos personalizados. Hay empresas que proporcionan no solo la maquinaria necesaria sino hasta el material necesario y la formación correspondiente.

Ver en funcionamiento una impresora 3D es como estar delante de una pequeña fábrica portátil. El primer paso es similar, sea cual sea la técnica empleada, se elige entre diseñar una figura con un programa informático, descargar en Internet una ya dibujada o escanear un objeto real. A la hora de imprimir hay diferentes tecnologías. Existe una máquina que funciona con una de las técnicas más avanzadas, llamada Polyjet. Es similar a una impresora de inyección de tinta de toda la vida, pero, en lugar de tinta, va depositando material plástico líquido que se solidifica mediante una luz ultravioleta.

La primera máquina salió del laboratorio del ingeniero estadounidense Chuck Hull, que dedicó su tiempo libre a desarrollar esta idea. Fue a partir del 2005, cuando esta tecnología empezó a expandirse. Poco a poco estas máquinas han pasado de ser algo casi exclusivo de grandes empresas e ingenierías que la utilizaban para desarrollar sus prototipos a extenderse a todos los sectores económicos, a los usuarios particulares y para hacer piezas que se venden directamente al cliente. La consultora independiente A.T. Kearney calcula que el mercado de la impresión 3D movió cerca de 7.000 millones de dólares y que crecerá hasta los 17.200 millones en 2020.

Impresoras_3DEl futuro en 3D

Múltiples aplicaciones innovadoras con las impresoras 3D, como una oficina real en Dubái, que se ha construido con una de estas máquinas.

Para el edificio de Dubai sólo fueron necesarios 17 días, todo un récord en lo que a construcciones de oficinas se refiere. No es la única ventaja. Imprimirlo ‘sólo’ ha costado 140.000 dólares, es decir, ha sido un 50 por ciento más barato que si se hubiera construido al estilo tradicional debido a la minimización de la mano de obra y la rapidez con la que se llevó a cabo.

El edificio impreso cuenta con una superficie de 823 metros cuadrados habilitados todos en la misma planta. Para hacerlo usaron una mezcla de hormigón blindado, plástico reforzado con fibra, fibra de vidrio y yeso.

Aplicaciones-impresoras-3DPara imprimirlo fue necesaria una impresora 3D de 36,5 metros de alto y 12 metros de ancho. Con ella se pueden obtener edificios de hasta dos pisos.

Y si el exterior era impreso, el interior no podía ser de otra manera. Los acabados, muebles y objetos fueron fabricados con la misma impresora.

 

 

 

Material oficina average.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *